miércoles, 26 de junio de 2013

Días 158 y 159. Entre pipis y popos: Operación Pañal

Entre pipis y popos... un estadio mas de la maternidad (y si que entra en de la a a la z así que voy a aprovechar jaja, mañana tocara doble P.!), así es esto ver a los chilpayates crecer.

Hemos pasado de TODO desde la clásica pipí que sale justo antes de entrar a la ducha hasta una no tan clásica popó que se sale en la alberca (gracias a dios que traía traje de baño)..! jajaja ha sido una total montaña rusa...! un día todo pinta perfecto y al día siguiente tengo pipí en el sofá (otra vez.!), si me ando volviendo #locadeatar pero prefiero invocar a la serenidad y ponerme la capa de superwoman, a limpiar, lavar y repetir 1000 veces al día "¿en donde debemos hacer pipí hijo?" "como le dices a mama cuando quieres hacer pipí?"

Foto: Entre pipis y popos: #OperaciónPañal
Utiliza una tabla de reconocimiento y recompensa para estimular y reforzar la conducta y la participación activa y saludable de los niños en el proceso de control de esfínteres.
http://taniasobrevilla.blogspot.mx/2013/06/dias-158-y-159-entre-pipis-y-popos.htmlY como ya hemos pasado de todo creo que llego el momento de utilizar una tabla de reconocimiento y recompensa para estimular y reforzar la conducta y la participación activa y saludable de Nico en el proceso de control de esfínteres. Mucho rollo..? al final les cuento como la hice, primero les cuento como ha sido el proceso para nosotros.


Se que no es una obligación dejar el pañal a los 2, 2 y medio o 3 años... debe ser algo natural... con esa mentalidad me lance (nos lanzamos) a la OP(operación pañal) a los 27 meses el 10 de abril, teníamos indicadores claros de que Nico ya no se sentia cómodo con el pañal, le daba mucha comezón y se lo quería quitar, un par de veces que lo llevaba a bañar se hizo popó en la regadera muy agusto él y muerto de risa... así que dije es ahora o nunca (ya lo habia intentado una vez como por enero pero fue evidente que no era momento).

2 meses de locura...! como era de esperarse.
En un principio Nico se mostro super emocionado, si le costaba un poquitin sentarse durante mas de medio minuto en su baño (orinal) no la quería para nada..! pero poco a poco le fue agarrando amor... unas estampitas y el sonido integrado del bañito(una cancioncilla de que hay que lavarse las manos después de ir al baño) hicieron el trabajo... ahora lo más difícil venia para mi, no olvidarme de sentarlo cada 15 o 20 min a lo mucho para evitar accidentes, nos empezo a ir bien, pero claro que saque del armario todos esos cambiadores de pañal que venian con las pañaleras y que jamas use jaja y los dispuse estratégicamente por los sofas y las sillas o el tapete del piso... funciono muy bien nos ayudaron con uno que otro accidente.

Opte por la ropa interior de tela directamente... no se porque pero me parece que los calzoncillos entrenadores generan cierta confusión... por lo menos Nico no ve ninguna diferencia entre un entrenador y un pañal.

Me sentia muy tranquila y optimista, lo platique un par de veces con Marta (Cuando la mananda duerme) que andaba en las mismas que yo pero con su cachorro de 33 meses(y por cierto creo que les fue muy muy bien)  recuerdo como le conté super emocionada (alla por el 13 de abril) cuando Nico hizo su primer pipí en su baño.

Una semana después ya era todo un experto..! "pipí mamá.! pipí..! corre corre..!" yo estaba fascinada, claro que habia una que otra fuga... cuando estaba muy concentrado jugando o viendo una película, por lo general debemos de estar muy atentas a su comportamiento y a su lenguaje corporal porque en esos momentos es más difícil que los niños reaccionen a las sensaciones de su cuerpo y avisen.

Cuando saliámos a la calle era de pañal riguroso y en la siesta de la tarde y para la noche también. Seguimos así.

Hubo un par de retrocesos unos fines de semana a principios de mayo que salimos de la ciudad y pues en casa ajena no puede haber fugas en los sofás así que aplicábamos la del pañal todo el día (aunque  no crean me rendi tal fácilmente.! lleve cargando en la maleta el adaptador para el WC pero aun le daba miedito intentarlo).

Y en resumidas cuentas aquí nos tienen... han pasado poco de 2 meses, y nos encontramos un poco perdidos... Nico me ha dejado de avisar (hara unas 3 de semanas) y ni hablar de hacer pipí parado porque es algo así como lo más extraño del mundo para él... y como comprenderán mi casi nula paciencia se "agota" (aunque se que no se me puede agotar); lo noto muy temeroso no solo con esta situación sino con muchas otras, todo le da miedo (la comida, la hora de dormir, los ruidos, cosas asi)... hace cualquier cosa "X" y antes de yo diga "pió" ya me esta diciendo "disculpa mamá disculpa po favo..!" "perdon mamá perdon.!", no se si en realidad soy yo, si mi tono de voz ha cambiado, le grito o yo que se pero si cualquiera de ustedes lo escuchara, bien podía decir que lo  maltrato o que le pego o que lo traumatizo de cualquier forma (jajaja tengo miedo..!) y le hablarían a los servicios sociales inmediatamente... Pero es que pasamos de que me avisaba casi perfectamente a que si me atrevo a preguntarle si quiere ir al baño grita con todas sus fuerzas que NO y sale corriendo como alma que lleva el diablo... Nico derrama cualidades actorales de drama que cualquier aspirante al oscar envidiaría... se ira a convertir en todo un histrión..? o.O

Sera un  etapa..? Me preocupa, independientemente del retroceso en sus habilidades para controlar su esfínter, que no creo que sea el problema porque he notado que puede aguantarse la pipí por horas cuando salimos a la calle(ya no le gusta hacer en el pañal) y su pañal de la siesta (y hasta el de la noche) casi siempre aparece seco; o para avisarme que lo lleve al baño... creo que va un poco más allá... a que les suena..? estará intentando llamar mi atención..? o será que como a todos lo ha tocado la crisis de mediados de año..?

Así que me encuentro en la bipolaridad de querer gritar de coraje por las 3 veces que se hizo pipí en el sofá ayer, con todo y que lo lleve a su baño previamente y dijo que no quería hacer pipí (osea que pedo.? jaja) y querer agarrarlo a besos y abrazos porque lo noto tan temeroso e inestable.

Que difícil es ser mamá (a pa novedad no? jaja) pero el amor todo lo puede así que a darle que es mole de olla.!

Pero entre que son peras o son manzanas, enfrento con la espada desenvainada la adversidad y me pongo manos a la obra que al equipo de la mamá de Nico no hay pipí o popó que le gane.

Así que desde ayer empezamos con la tabla de pipis y popos, la cual habia querido evitar porque me parecia que era un sistema demasiado complejo para Nico pero mamá desesperada vale por 2 así que cualquier cosa probare y la toalla no tiraré (a que no me conocían rimando eh.!) y pues iniciamos con unas cuantas negativas pero hoy le empieza a agarrar la onda... y ya les contaré después si nos funciono o no.

Como el tema delicado que es hay que darle importancia y atención adecuadas... mañana en el A-Z de la maternidad dejare por un ladito nuestra experiencia y platicare un poco mas del proceso de control de esfínteres, las formas de abordarlo y sus consecuencias, por lo pronto les dejo la tabla de reconocimiento para reforzar la conducta. 

Esto es muy simple... pueden hacerlo dibujando caritas felices o tristes o como yo con estampas que él eligió e identifica fácilmente. Así que cuando me avisa o hace pipí o popó cuando lo siento en su baño (yo marco con un puntito para diferenciar cuales aviso y cuales no), él solito pega una estampa en su tabla, un backyardigan si es pipí, un angry bird si es popó, y se lleva de premio una carita feliz en la frente o en la mano o donde quiera. Y claro.! ponemos una carita triste si le toca pipí al pobre sofá o la pobre cama o al pobre piso jaja... Y solo me pregunto... funcionará..? seguro que les cuento el resultado, sea positivo o negativo. Saludos.
U48rsyte4arghzxfgs5vztqq1fb8y0tb

4 comentarios:

  1. Como te entiendo! Mi operación pañal también ha durado meses, también hemos tenido retrocesos y kilos de culpas, paciencias agotadas...Bueno, hace unas semanas puse un post incluso.
    A ella los pañales training si le han ayudado y sobretodo, lo que más, mi relax, el dejarla hacer, no presionarla, olvidarme de pipis y popos, no estar siempre con eso, ha hecho que ella pueda tomar las riendas de este aprendizaje, hacerlo suyo.
    Hoy puedo decir que casi lo hemos logrado, lo ha logrado...y ese casi será un largo compañero.
    Ánimo.

    ResponderEliminar
  2. Jajajaj mi hermana anda en las mismas,,,,con la nena ( 3 añitos recien cumplidos ),,,,ya tiene cole este año y tiene que aprender a decir pipi,,esa parte ya se la sabe y avisa,,pipi,,pero popo,,le da un poco de miedo,,,,jejeje esperemos que aprenda jjejeje mi hermana está estresada,,,ejje,,,besitos buen post,,

    ResponderEliminar
  3. Vaya ya siento que os esté dando tanta lata el tema en abril parecía que lo tenía más que dominado, pero no te agobies que no es el primero que vive "retrocesos", así que poco a poco vuelta a empezar. Espero que te funcione la tabla. La verdad que nosotros en un mes teníamos el tema controlado y hoy estoy feliz con cómo lo hemos logrado. Recuerdas? Llevarlo al baño aunque él no pida cada un par de horas y tal. Nos funcionó muy bien y tampoco le preguntamos, hoy tampoco, si tiene ganas para no agobiarlo.
    Estoy segura que pronto logrará no tener fugas y cielo si ves que el niño está agobiado con el tema siempre es mejor volver a los pañales a que él se sienta mal.
    Mucha suerte y paciencia.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. Me encanto tu operación pañal! La recuerdo perfectamente fue muy trabajosa y necesitaba un extra de paciencia y de muchas cosas más jejeee... Ahora que mi Pequeña esta tan grande extraño todo eso! Mucha Suerte aunque veo que eres una experta! ;)

    ¡FELIZ DÍA!ॐ
    http://mamaholistica.com

    ResponderEliminar

Gracia x tu comentario..!